NOTICIAS

Vicariato. Encuentro Internacional, 2016

14 septiembre, 2016

El II Encuentro Internacional del  Vicariato San Francisco Coll  tuvo lugar en Kotobi (Costa de Marfil). Fueron convocadas para asistir al mismo las Prioras, las Directoras de escuela, así como las Responsables de otras obras apostólicas y las Formadoras. Fueron en total 36 Hnas, procedentes de todos los rincones del Vicariato  (comunidades de Ruanda, Camerún, Benín y las residentes en  Costa de Marfil). La alegría  del reencuentro del primer día fue tan grande que no se podía hacer otra cosa que dar gracias al Señor por esta oportunidad.

La reunión comenzó  en la tarde del 17 de agosto  con unas  palabras de acogida en  las que  la Superiora del Vicariato, H. Carme Bosch daba la bienvenida y expresaba  el deseo de hacer de  esta reunión un trampolín para un nuevo comienzo, La participación activa de las hermanas fue  favorable y sus  palabras  fueron recibidas con aplausos. Después de esto, siguió la oración de apertura llena de símbolos que reflejan las necesidades que tiene la Anunciata  para recomenzar desde Cristo y  centrar su vida en  El.  Esta celebración creó un ambiente favorable para el desarrollo de dicho encuentro.

“Centrar su vida en Cristo” fue el tema general del encuentro  que el hermano Roger Houngbédji op, recientemente nombrado Arzobispo de Cotonou, desarrolló,    introduciendo poco a poco a las participantes en el meollo del por qué ellas  se han consagrado. He aquí las grandes líneas:

  • la vida religiosa y Dominicana, una existencia centrada básicamente en Cristo
  • Cristo un perfecto icono de la misericordia de Dios
  • Testimoniar el amor misericordioso de Dios en el contexto de la vida religiosa y Dominicana

Estas líneas dejan entrever la fuente en  la que  las hermanas bebieron durante los primeros cuatro días de espiritualidad, pasados en compañía del hermano. Su enseñanza estuvo intercalada  de reflexiones personales y discusiones en pequeños grupos que fueron compartidos posteriormente en  la gran asamblea. Se hizo  eco de nuestra rutina diaria que debe ser reconsiderada  para un futuro mejor.

El hermano Roger que tuvo que ir a Roma para realizar ciertos trámites  antes de su consagración, dejó paso  a las dos hermanas del Consejo general que nos acompañaban en nombre de la Priora General. Son las Hermanas Justina González, Delegada de Educación y Miriam Zapeta, Delegada de Misiones y otras mediaciones a quienes reconocemos el mérito de hacer camino con el Vicariato sosteniendo  paciente y generosamente su misión que se construye lentamente, incluso diríamos  muy lentamente pero con gran entusiasmo, ilusión y esperanza. Su presencia realzó la importancia de este encuentro del Vicariato.

Partiendo  del  “Carácter de nuestros centros educativos”  y de una versión condensada del Reglamento de Orden Interno, la Hermana Justina a quien le correspondía hablar sobre la educación, clarificó los elementos claves que le permitieron entrar  en la lógica de la pedagogía, metodología y de la cultura congregacional,  relativas a la educación..  Los textos que  enriquecieron la reflexión  de las participantes fueron punto de partida de vivas aportaciones muy enriquecedoras.  Fue entonces  cuando se dieron cuenta que algunos de los hábitos adoptados en la educación  se deben adecuar a los valores de la Congregación.  Se requiere un trabajo de revisión y reorientación.

La Hermana Miriam presentó  la misión que corresponde a la Anunciata para que el Evangelio y la educación lleguen  al  hombre en su totalidad. Como requisito previo a esta misión, la hermana debe estar atenta a los gritos de los que le rodean,  gritos que manifiestan  la sed que el hombre tiene en sí mismo, la pobreza existencial de la que él es presa y que le disminuye. Luego la hermana debe dejarse impresiona en su interior   por estas miserias y  aparecerán en ella los  sentimientos de compasión que la  llevarán  a un compromiso al servicio de la humanidad. El potencial para llevar a cabo este proceso, la hermana lo  tiene como talentos.  Los textos bíblicos que fueron  objeto de intercambio, resaltan algunas actitudes a adoptar a lo largo de esta misión.  Se trata  entre otros de la  escucha que supone  una intimidad con Cristo, la prontitud y disponibilidad  porque el Evangelio nos urge y finalmente el desprendimiento. Se trata de saber retirarse. De hecho, no debemos forzar   la simpatía de aquellos a los que nos hemos dedicado.

Después de las intervenciones de las dos hermanas anteriores, el Consejo del Vicariato presentó el itinerario desde su erección  hasta ahora. El balance refleja una obra llena de acción de gracias por la misericordia de Dios que no se fija en las imperfecciones de los seres humanos sino de lo que ha sido capaz de hacer para serle agradable.  Se pusieron de relieve algunas perspectivas de futuro tales como: – la orientación de las hermanas en su formación académica para que su presencia sea más importante  en las estructuras de la escuela, – la modificación del desarrollo de las actividades relacionadas con  las escuelas y con otras obras específicas del Vicariato para que lleguen,  sin  excluir  a los pobres, a  autofinanciarse  y sostener  a sus respectivas comunidades y por qué no al Vicariato… Es como mucho para reflexionar.  Se le dio a cada comunidad un tiempo  para la presentación de su misión.

La misión de la Anunciata es sin exagerar una atención  incansablemente a las múltiples necesidades que surgen. El campo de posibilidades de nuestro carisma es una puerta de acceso a  los males que afectan a algunos pueblos de África. La comunidad de Kpakpame (Benin), abierta hace unas semanas, es la prueba.

Debemos señalar que el 24 de agosto no fue  un día como los  otros  pues  la erección del “Vicariato San Francisco Coll” se celebró el 24 de agosto, y esta jornada tuvo la connotación de la celebración del 6o aniversario de su nacimiento. No faltaron los  momentos recreativos, fueron  momentos de morirse de risa.

La reunión se dio por terminada el  27 de agosto de 2016  con una excursión.

Damos gracias a Dios a quien le debemos el buen desarrollo  del II Encuentro Internacional del  Vicariato  San Francisco  Coll.   Él ha estado en el control de todo y El sabrá, en su momento, grabar  en nuestros corazones las riquezas de este encuentro  a fin que ellas se traduzcan en nuestras vidas en gestos, en palabras que nos  acercaran  a ÉL.

Ver galería de fotos.