NOTICIAS

CELEBRACIÓN DE SANTO DOMINGO

12 agosto, 2018

COLEGIO ANUNCIATA – SAN CARLOS CITY, FILIPINAS

 

El día 8 de agosto, el Colegio Anunciata de San Carlos City de las Dominicas de la Anunciata, celebró la Fiesta de Santo Domingo de Guzmán. Toda la celebración fue sencilla, solemne y se llenó con el espíritu de alegría, fraternidad, amor y gratitud a Dios por el don de la vida y el legado de nuestro Padre Santo Domingo de Guzmán. Todo el personal de la escuela, los alumnos y algunos padres participaron en la celebración.

La celebración comenzó con una celebración eucarística a las 8:00 de la mañana. Se llevó a cabo en el gimnasio de la escuela. El reverendo padre Ronald Navato, un sacerdote de la Archidiócesis de Lingayen-Dagupan presidió la Misa. Dio una hermosa homilía enfocándose en el llamado de Jesús a ser sal de la tierra y luz del mundo, tal como lo hizo nuestro Santo Padre Domingo a lo largo de su vida.

El coro era el Club de Música de la escuela dirigida por la Hermana Ly. El Salmo Responsorial fue cantado por Sr. Ly y Marcus Lapeña, un alumno de quinto grado. La primera lectura que se leyó fue Alexa Lhouise, una alumna de tercer grado. La segunda lectura fue leída por Ressie Jade, una alumna de Grade Four. A algunos padres también se les asignó leer las oraciones de los fieles. Cada nivel de Grado tenía un representante para ofrecer algo en la Misa.

Después de la bendición final, se mostró el video de la Hermana Ana Belén. Todos estaban alegres de ver y escuchar los saludos de la Hna. Ana Belén. Luego, fue seguido por el canto y la danza del Himno Dominicano del Jubileo 800, “Laudare, Benedicere, Praedicare”.

Antes de continuar con la procesión de la imagen de Santo Domingo, los profesores y las profesoras distribuyeron a sus alumnos los símbolos que la clase preparó para representar la vida y el legado de Santo Domingo de Guzmán. Cada nivel de Grado tenía su propio símbolo. Algunos de los símbolos eran una estrella, un perro con una antorcha, una biblia, un bastón con zapatillas colgando, una capa negra, un rosario, un hatillo y un lirio.

Cuando todos estuvieron listos para la procesión, bajamos del gimnasio de la escuela. Y nos reunimos enfrente de la escuela donde estaba la imagen de Santo Domingo. Cuatro alumnos llevaron la imagen. Raizzy Nicolette, una alumna de octavo grado dirigió la oración del Santo Rosario. La procesión terminó con el canto y baile del Himno Dominicano 800 Jubileo enfrente de la escuela. Después de esto, los niños junto con sus profesores fueron a sus respectivas aulas para rezar el último misterio del Santo Rosario mientras esperaban también su turno para la toma de fotografías de la clase en el vestíbulo de la escuela. Los niños, después de tomar sus bocadillos de la mañana se fueron a casa. No hubo clases después de la celebración. Todo el personal de la escuela tuvo una comida fraternal.

Con el corazón lleno de alegría, agradecemos al Señor por la solemne y significativa celebración de la solemnidad de nuestro Padre Santo Domingo de Guzmán. Que el ejemplo de Santo Domingo nos ayude a cada uno de nosotros en nuestra misión de santa predicación, incendiando el mundo con el amor y misericordia de Dios y venciendo la oscuridad de la ignorancia por la proclamación de la verdadera doctrina a través de la educación católica.

Hermana Frela C. Saing,  dominica de la anunciata

CELEBRACIÓN DE SANTO DOMINGO