NOTICIAS

VILLA ANNUNZIATA ACOGIÓ A JÓVENES DEL ENCUENTRO DE TAIZÉ

25 enero, 2013

“Los jóvenes son la esperanza para un mundo roto”, sostuvo el encuentro de Taizé en Roma.

Entre el 28 de diciembre y el 2 de enero se celebró en Roma el 35° Encuentro Europeo de Jóvenes, organizado por la Comunidad de Taizé, que congregó cerca de 40.000 jóvenes de todo el continente y otras regiones para rezar, reflexionar y compartir un espacio de ecumenismo en parroquias, familias y comunidades religiosas de la capital italiana y sus cercanías.

La comunidad de Roma, “Villa Annuziata” acogió durante estos días a 25 jóvenes de distintas nacionalidades, polacos, franceses, italianos y del Níger que participaron en dicho encuentro.

A su llegada a Roma, cada joven recibió un mensaje del hermano Alois, prior de Taizé, con cuatro propuestas para “ahondar en las fuentes de la confianza en Dios”. En este mensaje afirmó: “Esperamos que este encuentro en Roma sea una hermosa experiencia de comunión, en la que los jóvenes conozcan la Iglesia como un lugar de amistad, donde nos encontramos más allá de todas las fronteras, y en la que Quien nos reúne es el Resucitado”.

Cada dia después del desayuno, se reunieron en nuestra Parroquia Jesús Divino Maestro, los grupos alojados en las comunidades vecinas para la oración y reflexión de la mañana.

Todos los días a las 14 y a las 19.30 tuvieron lugar las oraciones comunes en las siete basílicas mayores de la “ciudad eterna”. Las comidas se distribuyó en el Circo Máximo, y los talleres de la tarde incluyeron visitas a las catacumbas y otros lugares significativos de la fe. Siguieron las grandes líneas de la “peregrinación de la confianza” animada por Taizé: por las tardes realizaron también los “descubrimientos de signos de esperanza” en los barrios capitalinos; más tarde se abrieron los talleres sobre espiritualidad, arte y temas que rondaron diferentes aspectos sociales.

Uno de los momentos más significativos ocurrió el sábado 29 de diciembre, cuando cerca de las 18 hs en la Plaza de San Pedro, resonaron los cantos de Taizé en una oración con Benedicto XVI. El lunes 31, tuvo lugar una Vigilia por la Paz en las respectivas parroquias, y luego de medianoche, se dio paso a la “Fiesta de los Pueblos”.

El 1 de enero los grupos compartieron el almuerzo con las comunidades de acogida, momento de celebración, agradecimiento y despedida.

El día 2 de enero partían a sus respectivos países con el compromiso de transmitir la confianza, la fe y la comunión sobre lo cual habían orado, reflexionado y experimentado y continuarán haciendo camino “HACIA UNA NUEVA SOLIDARIDAD”.

Por su significación ecuménica, el encuentro de la comunidad de Taizé recibió numerosos mensajes de apoyo, entre los que destacaron por su significación-: los del patriarca Bartolomé de Constantinopla; el presidente del Departamento de Relaciones Eclesiales Exteriores del Patriarcado de Moscú, Hilarión, metropolita de Volokolamsk; el arzobispo emérito de Canterbury, monseñor Rowan Williams, el secretario de la Federación Luterana Mundial, Martin Junge; el secretario de la Comunión Mundiall de Iglesias Reformadas, Setri Nyomi; el secretario general del Consejo Ecuménico de las Iglesias, Olav Fykse-Tveit, y las iglesias de Ginebra. H. Rosa Di Tullio.