NOTICIAS

MISA DE RNE DESDE MADRID – CASA PROVINCIAL

11 mayo, 2012

Se ha celebrado el domingo 13 de mayo a las 8:15 de la mañana

Con motivo de la Celebración del Bicentenario del Nacimiento de San Francisco Coll, el 18 de mayo, RNE-R5 en su programa dominical “MISA EN ESPAÑA” ha transmitido la celebración de la Eucaristía del día 13 de mayo desde la Comunidad de Dominicas de la Anunciata de la Casa Provincial de la Provincia Santo Domingo de Guzmán, en Madrid, Av. Alfonso XIII.

Hemos asistido a la celebración un grupo de hermanas de las comunidades de Madrid.

Ha presidido la Eucaristía el Padre César Valero, dominico, siempre bajo la mirada atenta del Padre Manuel Muñoz, concelebrante y director del programa, quien calcula milimétricamente los tiempos de la transmisión.

El Padre César Valero ha dicho respecto al Evangelio de Juan:

¡Qué alegría, queridos hermanos, saber que el Señor Jesús nos llama amigos! ¡Qué privilegio gozar de su amistad, plena y absolutamente generosa. También cuando la vida se nos hace compleja y difícil!

Es hermoso el texto evangélico que acabamos de escuchar. Nos habla de amor, de alegría plena, de amistad, de elección, de confianza en el Padre cuando nos dirigimos a El en nombre de Jesús.

También nos habla de compromiso: “permaneced en mi amor”. “Sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando”. “Para que vayáis y deis fruto y vuestro fruto dure”.

Permítanme hacerles una confidencia. Desde hace treinta y dos años este pasaje evangélico me ha inquietado e interrogado de forma continua. Fue el texto elegido para acompañar la invitación a nuestra ordenación sacerdotal, la de seis jóvenes veinteañeros dominicos: “No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido, y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure”.

No he dejado de preguntarme qué fruto esperará el Señor de mí: qué fruto, hermanos, esperará el Señor de cada uno de nosotros, los aquí presentes en esta celebración eucarística, los amigos y hermanos radioyentes o radioescuchantes (como algunos profesionales de la radio gustan decir). Todos hemos sido elegidos por Él, aunque sea en distintos estados de vida, para seguir sus pasos, proseguir su obra, perseguir su causa, conseguir su sueño.

¿Qué fruto dar? Hoy la respuesta me parece particularmente clara y rotunda: “Permaneced en mi amor”. Permanecer en su amor significa hacer de nuestra vidauna generosa entrega a los demás: “No hay amor más grande que dar la vida”. El compromiso más urgente, la tarea más apremiante, el fruto más precioso que estamos llamados a germinar y madurar es vivir dando vida.

El vivir dando vida no se agota, ni mucho menos, en el hecho biológico de la transmisión de la vida, hecho siempre tan asombroso. Vivir dando vida significa también acoger, cuidar, mimar, dignificar la vida humana. Encaminarla por sendas de verdad y honradez, de justicia y paz para todos.

Vivir dando vida no es cacarear confrontaciones, ni esgrimir descalificaciones. Es partirnos y repartirnos por los demás. Compartir con quienes tienen menos. Vivir más sencillamente para que otros puedan sencillamente vivir. Vivir dando vida significa educarla y favorecer su desarrollo hacia la meta de humanidad plena que rezuma la persona y la palabra y la acción del Señor Jesucristo.

¡Qué bien entendieron esto todos los que nos han precedido por las sendas de la santidad cristiana! ¡Qué bien lo entendió San Francisco Coll, en un momento particularmente convulso de nuestra historia!

Ahora, hermanos, nos toca a nosotros. En nuestras manos está forjar el eslabón de este momento de la historia, del que nosotros somos protagonistas exclusivos.

Hagámoslo con amor y generosidad sin límites, para ser dignos merecedores de la amistad del Señor Jesucristo e iluminar con la alegría y la esperanza de su salvación estos parajes críticos y angostos que en estos tiempos atravesamos. QUE ASÍ SEA.

La “Misa en España” es un espacio religioso de RNE. Se transmite la Misa en directo, comenzando a las 8,15 de la mañana y concluyendo a las 9. Es el responsable del programa el Padre Manuel Muñoz Fernández, capuchino.  

Tiene un público muy heterogéneo: enfermos, ancianos, deportistas, cazadores, pastores, emigrantes…

Se capta la emisión en todo el territorio nacional y en las naciones próximas. El programa está considerado entre los de más amplia audiencia de la radiodifusión española en los fines de semana.

Al Padre Manuel Muñoz, a los técnicos de Radio 5, agradecemos esta nueva transmisión desde una de nuestras comunidades, esta vez desde la Casa provincial en Alfonso XIII.