NOTICIAS

LAS COMUNIDADES DE RWANDA CELEBRAN EL BICENTENARIO

28 mayo, 2012

CELEBRACIÓN DEL BICENTENARIO DE NUESTRO FUNDADOR, FRANCISCO COLL

“Que su luz no se apague” Esta frase ha animado nuestra reflexión desde el mes de enero, la tradujimos al Kinyarwanda y la hemos compartido con todos los cristianos de nuestras parroquias explicándoles qué significa esta luz para nosotras y para toda la Iglesia en general.

Las dos comunidades de Rwanda: Ruli y Kagugu, conscientes de nuestra identidad como hijas del Padre Coll y de nuestra presencia en la tierra Rwandesa, tomamos la iniciativa de hacer vivir este acontecimiento a los cristianos y así promover que pudieran conocer a nuestro Fundador y su Obra, La Anunciata.

Después de la oración inicial del Bicentenario en cada comunidad, las dos prioras se reunieron y fueron a visitar al arzobispo para hacerle partícipe de esta celebración y sobre todo para informarle y pedirle autorización para hablar de San Francisco Coll en las parroquias donde estamos presentes y para tener un programa en Radio María (radio de la Iglesia católica que se sintoniza en la región de los Grandes Lagos y en muchos países del mundo).

Después de esta visita, cada comunidad ha dado a conocer a San Francisco Coll. Hemos formado una comisión para preparar la emisión para Radio María. La primera emisión fue el 18 de abril y la segunda el 17 de mayo, la víspera del nacimiento del Padre Coll.

LA CELEBRACIÓN 13 de mayo, 2012

Las dos comunidades hemos querido celebrar juntas esta Fiesta y escogimos la comunidad de Kagugu. La preparación para el día 13 consistió en una novena a Francisco Coll. En todas las comunidades de base de la central Kagugu y en nuestra comunidad se ha celebrado del 4 al 12 de mayo. La Misa de Acción de gracias se celebró el día 13 a las 10:00 horas, pero en todas las Misas una hermana ha hablado a la asamblea.

La Eucaristía comenzó por la procesión de todas las Hermanas llevando la luz que han depositado de dos en dos, alrededor de la imagen de San Francisco Coll. La lámpara del Bicentenario estuvo encendida desde la primera misa.

El celebrante saludó a todos los fieles invitándoles a rezar por las Hermanas Dominicas de la Anunciata por la celebración del Bicentenario. Hizo alusión al nacimiento de un hombre santo como el Padre Coll y nos ha exhortado a vivir nuestra vocación según su deseo para llevar la Luz a los demás.

La participación de las Hermanas este día era visible y efectiva: lecturas, oración universal, procesión de ofrendas, todo estaba bien preparado. El mensaje dirigido a los cristianos en esta misa fue a través de un canto compuesto por un laico que ha leído y se ha interesado por la vida de Francisco Coll. Fue muy emocionante, verdaderamente nos llegó su testimonio.

Después de la Misa, las dos comunidades nos encontramos en una comida fraternal. La fiesta fue, sobre todo, una celebración espiritual.

El día del nacimiento del Padre Coll, 18 de mayo, hicimos una procesión llevando símbolos hasta la imagen del Padre Coll y allí cantamos el Himno. Con este sencillo gesto, nos unimos a las Hermanas que estaban en Vic celebrando la Fiesta de nuestro Fundador.