NOTICIAS

LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR

13 mayo, 2018

Celebramos la Ascensión del señor. Ocasión para reflexionar sobre los momentos que hemos vivido durante la Cuaresma y la Pascua, para aprender y a amar con la enseñanza de Jesús. Hoy, Él se marcha, pero no se va, queda con nosotros. Estará –lo ha prometido— hasta el final de los tiempos. Sin duda, es una jornada para reflexionar y hacer balance, a la espera del domingo que viene, el de Pentecostés, en el que vendrá el Espíritu Santo a enseñárnoslo todo. También es promesa de Jesús.

Además, celebramos hoy la Jornada Mundial y Pontificia dedicada a los Medios de Comunicación, para la transmisión de la Palabra de Dios. Es otro punto interesante de reflexión.

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

1.- En el inicio del Libro de los Hechos de los Apóstoles, que es nuestra primera lectura de hoy, se narra el momento de la Ascensión del Señor. Es el final de la etapa temporal de Jesús en la tierra. Es lo fundamental de hoy, pero es bueno llamar la atención sobre el empecinamiento de los apóstoles al respecto de la “construcción del reino de este mundo”. Jesús ha permanecido cuarenta días a su lado, con unas características físicas tan especiales que era ya difícil dudar sobre su divinidad. Y sin embargo, los discípulos hablan del “éxito futuro y material”.

S.- El salmo 46 narra la victoria de los Macabeos sobre los opresores del Pueblo de Israel. Dios es considerado el dueño de toda la tierra y se equivocan gravemente los que atentan contra el pueblo de su propiedad. Realmente, el versículo 6 –que utilizamos como fórmula responsorial— es verdaderamente profético para esta conmemoración de la Ascensión.

2.- En la segunda lectura, tomada de la Carta a los Efesios, va a ser Pablo quien ponga el matiz más universal. Cristo está sentado a la derecha de Dios, en el cielo, y por encima de cualquier criatura o poder. Crea y condensa San Pablo, además, la doctrina de la Iglesia y de su Cabeza, el Señor Jesús.

3.- El evangelio de Marcos es el más conciso de todos los sinópticos referidos a la Ascensión. Expresa, expresa sobre todo, que “ascendió al cielo y se sentó a la derecha de Dios” y, sobre todo, marca el principio y el fin de la misión encargada a los apóstoles y a todos los discípulos de todos los tiempos. Vamos a escuchar una de las piezas más bellas de los evangelios.