NOTICIAS

JORNADA DE LA VIDA CONSAGRADA EN COSTA DE MARFIL

5 febrero, 2014

El miércoles 28 de enero, en preludio a la Jornada Mundial de la vida consagrada, los religiosos de la diócesis de Grand-Bassam se reunieron a la parroquia Saint Pierre Claver de Bonoua en torno al tema: “la fraternidad en comunidad, una realidad”. Este tema fue desarrollado por el padre Valentin N’Guessan, misionero claretiano en la misión de Bouafle. 

A partir de Marc 3, 13-15, el religioso presentó los 5 pilares fundamentales de la vida  consagrada: la llamada, la vida comunitaria, la consagración, la misión y el carisma. De estos 5 elementos, presentó cuatro maneras, necesarias e indispensables para hacer de nuestras comunidades lugares donde se vive una autentica fraternidad.

El Amor de Dios nos llama a vivir en comunidad y nos invita a vivir en la alegría de estar con El y con nuestras hermanas. Por eso, en la comunidad, debemos poner nuestros talentos al servicio de los demás y lograr que la comunidad sea un espacio de compartir espiritual y material, un lugar donde cada una de las hermanas da la posibilidad a las otras de hablar, de dar lo mejor de ella mismo.

Finalmente dejó un tiempo para el diálogo, un diálogo social, político, étnico y cultural sin los cuales la fraternidad no podrá ser una realidad en nuestras comunidades. En suma, debemos buscar constantemente hacer felices a las hermanas, ser creativas para buscar siempre la felicidad de nuestras hermanas.

Después de este brillante enseñanza, el obispo del lugar, Mgr Raymond AHOUA lanzó el desafío a los religiosos de su diócesis de trabajar realmente por la unidad, a salir del egoísmo congregacional y a trabajar por la unidad no solo de los miembros de la comunidad, sino también de los varios institutos religiosos y en la medida de lo posible, lograr desarrollar un trabajo común.

*************

Posteriormente el día 2 de febrero en la diócesis de Grand Bassam en Costa de Marfil, la celebración del día de la vida consagrada se tuvo en una parroquia de la ciudad llamada parroquia del Refugio de Mafere. Había presentes 19 congragaciones religiosas: 7 de hombres y 13 de mujeres. De la Anunicata, fuimos representadas por las dos comunidades de Bonoua, las hermanas Crisanta y Carme Bosch del Noviciado y Marlyse Sorel de la comunidad del Colegio.

El día comenzó con una misa solemne durante la cual el responsable de los religiosos, que presidía la Eucaristía,  exhorto a dejarse cambiar por el Señor, presentado al Templo y que nos necesita para dar al mundo un nuevo rostro… Aprovechó la circunstancia para pedir a los padres que mantengan a sus  hijos en su búsqueda.

También durante la Misa, se dio a los religiosos la posibilidad de presentar en unos minutos su carisma y misión. Después de la Misa, teníamos un lugar donde presentar nuestra vida, de manera más completa, a los jóvenes venidos numerosos a esta celebración. Fue para nosotras también un momento para proponer nuestro estilo de vida a los jóvenes repartiendo nuestro folleto vocacional, con la esperanza de que algunas de ellas puedan hallar en nuestra Congregación el medio más propicio para seguir los pasos de nuestro Señor Jesucristo.

La fiesta se acaba al torno de una comida fraterna lleno de alegría.

Hna Sorel