NOTICIAS

III CURSO DE FORMADORES Y FORMADORAS DE LA ORDEN DE PREDICADORES

19 agosto, 2012

“LOS VOTOS EN LA VIDA DOMINICANA EN EL HOY DE AMERICA LATINA Y EL CARIBE”

Con la participación de 79 hermanos y hermanas de la Orden, dio comienzo ayer el Curso de Formadores y Formadoras de CODALC Y CIDALC que se desarrolla en Lima, Perú, del 12 al 23 de agosto.

Están participando de nuestra Congregación las HH. Marina Estevam y Helena Luisa, de la Delegación de Brasil; H. Gene Somoano, de la Provincia San Martín; H. Sonia Requejo de la Provincia Santa Rosa de Lima.

Los y las participantes llegaron de diferentes lugares de América Latina y se encontraron con el Maestro de la Orden, algunos miembros de la Curia General y de algunas instancias de animación de la Orden.

Con el Maestro de la Orden hubo dos momentos. Comenzó agradeciendo la labor de los formadores y formadoras. Comenzó recordando lo que decía fr.Henry Lacordaire al afirmar que “la misión de la formación es fundar en cada uno la Orden”. Así mismo, cómo Santo Domingo fundó la Orden como familia y es allí donde debemos inclinar la formación y por último, una hipótesis que planteó a la Asamblea: en la Orden aunque hagamos un solo voto (por lo menos los frailes), Santo Domingo quiso que hiciéramos un único voto: el voto de predicación o el voto de evangelización, sólo desde aquí gira la forma de vida y el estilo de vida evangélica que configurará las otras promesas o votos.

En un segundo momento, hubo reacciones en grupo, y con ello, réplicas muy positivas al respecto. El MOP dijo que la tarea y fundamental tarea del formador es dar la Palabra de Dios a los formandos, ayudarles a descubrir que la Palabra de Dios es el centro de la vida dominicana, dejarse tomar por la Palabra para la palabra. Insistió que el formador asume esta tarea como la primera tarea, como camino de predicación y de conducir a los hermanos hacia el camino de la Verdad. De esta Verdad que es Cristo como persona viva, surge un camino de consagración, de libertad, exigencia y corresponsabilidad adulta en la misión.