NOTICIAS

ENTRADA AL NOVICIADO 2016

12 agosto, 2016

La celebración de Santo Domingo de este año ha estado marcada en el Vicariato Saint François Coll por la admisión al noviciado de seis jóvenes. Se trata de  Adèle Likouk, Christine Tumukunde, Pauline Engoué, Barbara Bikoula, Marie Rose Nakure y Bibiane Nyiraminani. La ceremonia, para esta,  ocasión convocó   a  las cuatro comunidades en misión en Costa de Marfil que llegaron para expresar a las nuevas novicias, su alegría y su apoyo, y así fue.

De hecho, la ceremonia  presidida por la superiora del Vicariato,  H. Carmen Bosch fue alegre y se desarrolló  en  un clima de meditación y oración en el que nos introdujeron  las vísperas del día. Después de la lectura de la Palabra de Dios, elegida para la ocasión, la H. Carmen se dirigió  a las novicias. Sus palabras sencillas y llenas de sentido las invitaban  a lanzarse a una aventura de fe siguiendo a Cristo. Después entregó  a cada una la cruz, recordándoles lo que significa para la iglesia el misterio de la cruz y su implicación en la vida de un cristiano.  Las novicias a su vez, pidieron a la  Superiora  del Vicariato y a las hermanas  allí  presentes  su apoyo  para hacer el noviciado y que éste  sea para ellas un tiempo de aprendizaje, asimilación y verdadero encuentro con ellas mismas y con Cristo.

La comida compartida fue  para las nuevas  principiantes una   bonita ocasión  de  expresar su agradecimiento en estos términos: “con una alegría inmensa queremos manifestar  nuestra felicidad y nuestro gozo de que desde ahora se nos cuente entre las novicias de Jesús en esta Congregación de Hermanas Dominicas de la Anunciata. Después de un año de experiencia en esta Congregación, hemos madurado nuestra vocación, nuestro deseo de seguir y servir a Cristo a través de nuestros hermanos y hermanas.  Sintiéndonos contentas del tiempo pasado, hemos expresado este deseo que arde en nuestro corazón dirigiéndoos una solicitud de entrada al noviciado. Gracias a Dios, con la fuerza del Espíritu Santo, habéis juzgado bien que seamos  admitidas al noviciado y  aquí  estamos.

Os enviamos nuestro más sincero agradecimiento (…). Gracias a cada una de ustedes  hermanas, por la sonrisa que no cesáis de ofrecernos y que continuareis ofreciéndonos, porque somos hermanas felices y orgullosas de serlo.

¡Viva a Santo Domingo! ¡Viva San Francisco Coll, nuestro padre! ¡Viva la Anunciata! Gracias».

Terminada la ceremonia se continuó con saludos, poemas, danzas y demás.

Galería de fotos