NOTICIAS

EN BRASIL, PRIMERA PROFESIÓN DE LA H. DORISDETE RODRIGUES DE BRITO

27 enero, 2011

Primera Profesión – Hermana Dorisdete Rodrigues de Brito

Brasil

“El Señor hizo en mí maravillas”

Queridas Hermanas, quiero compartir con vosotras sentimientos, emociones vividas en mi primera profesión religiosa.

Ya estaba aconteciendo el encuentro de la Delegación desde el día 18. Momentos de encuentro, reflexión, oración y de compartir la vida, los desafios. El dia 21 por la noche, víspera de la profesión, realizamos la celebración de la entrega del hábito, un momento de emoción; sentí mi corazón repleto de paz e incluso me atrevo a decir de orgullo por hacer parte de esta Familia Religiosa de Dominicas de la Anunciata. Como parte de la celebración, la oportunidad de escuchar de las Hermanas bellas palabras de incentivo y fortalecedoras para mí en este momento, vísperas de pronunciar mis votos. Recibí el hábito de las manos de la priora provincial, Hermana Mariví.

El día 22, ansiosa por este momento, recibí a mis familiares. Sentí el cariño y la acogida de cada Hermana para con cada uno de ellos, y en el transcurso del dia, todas las Hermanas, de una forma o de otra estuvieron ocupadas con los preparativos y la realización del momento festivo. Sentí que el momento era muy mío, pero también de la Congregación que me recibe en esta Família religiosa. Para mí fue una alegria poder compartir este momento con algunos de mis familiares presentes.

La Celebración Eucarística estuvo entrañada de belleza y emoción, presidida por Fray Mário Taurinho, dominico. Fue realizada en la iglesia parroquial de nuestro barrio, Aarão Reis, donde participamos y actuamos. La experiencia de vivenciar este momento estaba enriquecida por lo que trae en sí mismo el momento Eucarístico y por los momentos realzados: la entrada de la Biblia, los cantos, los símbolos de la Congregación, la presencia de personas amigas y de significado profundo en mi vida y proceso vocacional, la reflexión hecha por Fray Mário, los homenajes recibidos de los grupos en los cuales actué en estos dos años en esta Parroquia o en años anteriores en Montes Claros, etc. Sentí profundamente la emoción de ser llamada a seguir a Jesus y la invitación a vivir el Evangelio.

Otro momento bonito fue la confraternización en nuestra casa con las Hermanas, mis familiares, parroquianos, etc. Momento de compartir la gracia y la bendición recebida de Dios.

Fueron momentos en los cuales sentí fuerte el cariño, la acogida, la fraternidad de parte de las Hermanas de la Delegación que se dedicaron y se empeñaron para la realización de este momento, para que todo saliese de la mejor forma posible.

De mi parte, me resta agradecer a Dios, a mi Familia y a todas las Hermanas de la Delegación por todo lo que hicieron para que este dia de mi SI fuese el día más feliz de mi vida.

¡Gracias Señor!