NOTICIAS

DÍA DE LA FAMILIA -2018-

14 octubre, 2018

El Colegio Anunciata de San Carlos city, Filipinas, celebró el Día de la Familia de este año el domingo 7 de octubre. El día estuvo lleno de un encuentro significativo de familias de estudiantes que se reunieron para celebrar una vez más el regalo de Dios de ser una familia ANUNCIATA. El tema de este año fue “Comunión de las familias” y el logotipo es un árbol que significa que la semilla de fe del Padre Coll plantado en el Colegio Anunciata-San Carlos está comenzando a dar frutos abundantes.

Cuando las familias llegaron, una vez que se registraron, colocaron los nombres de sus familias en el árbol mural que simbolizaba Anunciata Solidaria. Esta acción significaba expresar su unidad y solidaridad con la misión de la Anunciata en el mundo. Es porque somos una familia Anunciata.

El día de la familia comenzó con la Eucaristía como una expresión concreta de fe de que somos una sola familia bajo la guía amorosa de Dios que nos sostiene a través de la gracia del banquete del sacrificio de Cristo mismo. Fue presidido por el Padre Ronald Navato, un sacerdote diocesano de la Archidiócesis de Lingayen-Dagupan. Todos participaron activamente y con todo su corazón. Es porque somos una familia Anunciata.

La fiesta comenzó con una presentación de baile preparada por todos los estudiantes junto con sus maestras y las hermanas, luego se invitó a los padres a unirse a la danza. Los estudiantes no sabían nada, se pidió a los padres que practiquen el baile días antes, ya que la intención era sorprender a los niños. La canción transmitió de qué se trataba la reunión. “Estamos todos juntos en esto”, ya que el tema del Día de la Familia de este año transmitió acertadamente lo que todos sintieron ese día.

La parte restante de la mañana se dedicó a mejorar las relaciones familiares a través de dinámicas familiares como  juegos y entrevistas participadas por los miembros de las familias. Había una disposición abierta obvia para unirse, participar y divertirse, superar la timidez y el individualismo, pero creando un fuerte sentido de familia entre nosotros. Es porque somos una familia Anunciata.

La tarde comenzó con el baile sorpresa de los padres. Los niños vieron a sus padres bailando con orgullo y los animaron mientras apreciaban lo que hicieron para hacerlos felices ese día. Las hermanas cantaron una canción que hizo que el encuentro fuera más animado, y luego alentaron el canto comunitario. Los empleados de la escuela: maestros, personal administrativo y de mantenimiento junto con todas las hermanas contribuyeron a la celebración al dar un número de baile. Todos dieron todo lo que pudieron porque somos una familia Anunciata.

La celebración terminó con el mensaje y la oración-reflexión familiar facilitada por la Hermana Glecy Punongbayan. Se pidió a las familias que formaran un círculo y expresaran a cada una su amor por la otra. Y como una familia, oramos para que esta amada familia Anunciata en el mundo sea bendecida y guiada siempre por el amor de Dios. Es porque somos una familia Anunciata.

¡Somos una familia ANUNCIATA! Esto es verdad en el Colegio Anunciata-San Carlos (Filipinas) y es verdad en todas partes donde están las Dominicas de la Anunciata. Somos una familia ANUNCIATA porque compartimos el mismo amor y pasión por el carisma del Padre Coll. Somos una familia ANUNCIATA porque nos cuidamos unos a otros. De hecho, somos una comunión de familias en el mundo.